Lunes 25 de Septiembre de 2017
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Salud
Publicado: 08-08-2017

Hipertensos tomen nota : La dieta DASH, imprescindible para la salud

Estudios demostraron que las personas pueden resultar muy favorecidas
SALUD.- La dieta DASH (Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión, por sus siglas en inglés) es un plan de alimentación que consiste en la reducción de sodio, grasas saturadas, colesterol y grasas totales; y el aumento en el consumo de frutas, verduras, legumbres y lácteos bajos en grasas. Se caracteriza por ser rica en magnesio, calcio, potasio, proteínas y fibra.

No presenta indicaciones de cantidades a seguir. Simplemente es una guía en cuanto a la calidad de los alimentos para lograr reducir las cifras de presión arterial. Además, los expertos sostienen que es extensible también a personas que no padecen la enfermedad.

Cómo fue el estudio que llevó a la dieta

Los investigadores compararon tres dietas: la dieta estadounidense promedio, una dieta con gran cantidad de frutas y vegetales y la dieta DASH. Investigadores de cuatro centros médicos, incluidos el Hospital Brigham and Women's hospital en Boston, Massachusetts y las Instituciones médicas John Hopkins en Baltimore, Maryland, todas de Estados Unidos, encontraron que la dieta DASH disminuía de manera eficiente la presión arterial.

"Sabemos que mantener un peso saludable, realizar actividad física regularmente, dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol y de sodio en nuestras dietas, todo ayuda a reducir la presión arterial. La dieta DASH ofrece una manera más en que la gente puede reducir su presión arterial", expresó el Dr. Thomas Moore, director del estudio original que desarrolló la dieta y fundador de "DASH for Health".

Qué es la hipertensión

La hipertensión arterial hace que el corazón tenga que trabajar mucho para que la sangre circule. El corazón, los riñones, el cerebro y los ojos pueden verse afectados de manera negativa por este gran esfuerzo. Si no se trata, la hipertensión arterial puede provocar enfermedades cardíacas o derrame cerebral, ceguera y enfermedad renal.

Durante la prueba original de la dieta DASH, los participantes que siguieron el plan durante ocho semanas mostraron una disminución importante en sus lecturas de presión sanguínea sistólica y diastólica.

La dieta DASH no es sólo para personas con preocupaciones por la hipertensión. Muchos investigadores la consideran un plan alimentario altamente beneficial y la Asociación Americana del Corazón la recomienda, según sostienen expertos de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

Los elementos de la dieta

El plan de alimentación DASH incluye alimentos ricos en potasio, calcio y magnesio (minerales que se vinculan con la reducción de la hipertensión arterial), proteínas y fibras como receta para una buena salud del corazón. También cuenta con cantidades reducidas de grasas saturadas, colesterol, dulces y carnes rojas.

Los granos integrales, las frutas y vegetales frescos, los productos lácteos reducidos en grasas, las carnes de ave, pescado y frutas secas conforman la mayor parte del régimen alimentario, que puede adaptarse a los requerimientos calóricos de un individuo.

Además de la reducción de la presión arterial, el colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, la pérdida de peso y un mejor humor son otros efectos positivos relacionados con el régimen alimentario DASH.

Las recomendaciones principales

• Consumir 2 porciones diarias de carnes magras, pescado y/o huevo.

• Reducir el consumo de carnes rojas y grasas saturadas.

• Elegir lácteos descremados o semi descremados.

• Elegir, siempre que sea posible, aceite de oliva.


• Aumentar el consumo de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, que deben ser la base de la alimentación diaria.

• Evitar o reducir el consumo de alcohol.

• Consumir agua mineral con bajo contenido de sodio.

• Consumir nueces y semillas, entre 4 y 5 porciones por semana.

• Restringir el consumo de dulces y azúcar.

• Realizar ejercicio físico diariamente.

• Reducir el consumo de sal a menos de 4-6 g por día. En su lugar se pueden utilizar hierbas aromáticas, especias, vinagre, jugo de limón, ajo, cebolla, puerro.

• Leer las etiquetas nutricionales de los alimentos de modo de saber cuáles consumir y cuáles evitar.

Ante cualquier acercamiento a una dieta nueva, el consejo esencial es acercarse a un especialista médico o nutricionista para ver qué régimen o dieta es la adecuada en cada caso. Y el experto decidirá si DASH también se puede aplicar.
Tags:
Notas relacionadas
Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.