Martes 21 de Noviembre de 2017
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Regionales
Publicado: 08-11-2017

Rodrigo Hredil : Denuncias contra una médica y la Policía

La abogada de la familia se refirió a la investigación por la muerte del joven.
Río negro.- Ana Schiavone, abogada de la familia de Rodrigo Hredil, el joven desaparecido en 2015 y cuyos restos aparecieron en la costa de San Antonio, habló por Radio Noticias luego de la confirmación por parte de la Justicia de que dichos restos pertenecen al chico.

Schiavone manifestó que la familia quiere que “no ejerza más” la médica que no quiso internar a Rodrigo al momento de atenderlo y luego del pedido de la madre para que así lo haga y por eso se le realizará una denuncia.



Otra denuncia es contra la Policía ya que cuando Rodrigo Hredil acudió a la dependencia porque decía que escuchaba voces, el efectivo que lo atendió no le prestó ayuda, informó el sitio noticiasnet.com.ar.

La abogada habló de las sensaciones de la familia tras la confirmación judicial respecto a los restos. “La familia no lo esperaba, realmente querían que no fuera así, ellos confiaban en que toda la gente que dijo haberlo visto, fuera así pero realmente era algo que no era previsible. Por lo menos para la familia no era previsible, en ningún momento”, sostuvo.

En todo este tiempo, no fueron pocas las personas en distintos puntos del país que dijeron haber visto a Rodrigo Hredil y cuyos relatos parecían ser muy convincentes “nosotros pensamos que hay gente que actuó de buena fe creyendo que era él, y sabemos de otros que no han actuado de buena fe no solo porque en algunos casos cuando la familia fue a encontrarse con esas personas, nunca los encontraron y en otros casos les dieron plata porque les pedían plata, que ellos iban a empezar a buscar porque lo habían visto. O sea hay que gente que actuó de buena fe y hay gente que actuó de mala fe aprovechando la necesidad que tenía esa familia de encontrarlo”, aseguró.


Respecto a lo que se viene, los restos deberían ser enviados a La Plata para corroborar la causa de la muerte y el tiempo. Si bien, dijo la abogada, las hipótesis son muchas, existen posibilidades de que el joven haya terminado en el agua de manera accidental o bien se haya metido de forma voluntaria.

Previo a ese momento, contó la abogada, Rodrigo Hredil llegó a su casa al mediodía bastante mojado y ante la pregunta de su madre de por qué estaba así, respondió que “el agua de mar lo iba a curar porque por momentos él estaba mal y por momentos estaba lúcido y él sabía que estaba mal, estaba pasando un mal momento. Entonces por ahí se supone que a lo mejor se quiso nuevamente meter en el agua para curarse como le dijo a la madre”.

Por otro lado, Schiavone agregó “esta causa se va a seguir analizando obviamente, además es lo que quiere la familia, lo que necesita la familia y por otro lado hay otras denuncias que ya están en marcha. Una es que se le va a iniciar una investigación a la médica que cuando la familia lo llevó, no lo dejó internado. Y otra a la Policía que cuando él va a pedir ayuda porque escuchaba voces, le tomó el pelo el oficial que lo atendió, lo sabemos porque tenemos la información, y no lo retiene, no lo atiende en ese momento”.

Consultada sobre qué había sucedido para llegar a consultar a una médica y a la Policía, Schiavone explicó que Rodrigo estaba pasando por un brote psicótico y si bien la familia notaba situaciones extrañas no pudo darse cuenta de que el problema era de tal magnitud “una persona cualquiera que no tiene idea lo que es un brote psicótico no se da cuenta”.


Por estas cuestiones es que la familia decide llevar a Rodrigo al hospital “la doctora le pone una inyección que lo duerme bastante. La madre le pide a la médica que lo deje internado, le dice que no, que no hace falta, que cuando viniera la psiquiatra lo atendían y le dio una medicación. Es ahí cuando ellos se enteran que él tiene un brote psicótico”.

Un día después, Rodrigo Hredil entró muy nervioso a su casa, la madre le dijo que tenía que tomar la medicación que le había dado la médica y el chico se negó porque “no quería estar dopado” y se fue diciéndole a la madre que “ya venía” y que “todo iba a estar bien”.

“La madre no pensó que iba a pasar nada”, dijo Schiavone y agregó que la mamá de Rodrigo llamó al médico por el tema de la medicación que su hijo no quería tomar.

En ese momento la Policía llegó a la casa de los Hredil preguntando por el padre ya que Rodrigo había estado en la Comisaría, ubicada a dos cuadras del domicilio, diciendo que escuchaba voces que le decían que le tenía que hacer daño al padre “Ahí empezaron desesperadamente a buscarlo y ya no lo encontraron nunca más”.

Los papás de Rodrigo Hredil se enteraron que su hijo escuchaba voces recién con el episodio con la Policía.

Finalmente la abogada dijo que hay mucho que trabajar desde el Estado “desde la negligencia del Estado, desde los baches de la ley o lagunas de la ley pero principalmente la negligencia en las dos cuestiones más importantes que son con la doctora y con la Policía porque si se lo hubiera atendido en esas dos circunstancias, hoy Rodrigo estaría con su familia”. (ANB)
Tags:
Notas relacionadas
Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.